Mosaico historia de mujer

Citlali H. Xochitiotzin
 
   
 
 
Infancia en África

 

Esta mujer, que discute a sí misma, al hombre y al mundo para llegar a entender quién es… no acepta su papel, ha decidido existir y no renunciar a sí misma y ha aprendido a decir NO.

Franca Basaglia

 

 

 

DESNUDO EL RECUERDO ante el paisaje,

lenguaje

                hecho de gasas desprendidas,

noche inicial

                       donde nació la duda

adelgazada por los ecos

                       titilación de gotas

por efectos.

 

Rincón de mi rincón más sepia,

dolor,

           dolor,

                      dolido, entumecido,

donde el dolor es frío quebranto;

                       cubre mi archipiélago.

 

Humus de vientre roto,

                      herencia menguante,

rostro enmascarado

                               por silencios.

La mudez

                 Con sus faldas de percal,

en los ovillos rotos aprendió a callar,

                para callar al cielo.

 

Somos la espera en la ventana más abismal del tiempo.

                                     Duda recuperada.

 

Abre las zarzas

                      y el sol bese la luna,

brota donde la duda engarza sus tendederos

                        porque somos estalactitas

                                                          resonantes.

Tacones de mujer hechos de cuerpospensamientos.

Somos la otra mitad del cielo

inteligencia hecha de encuentros

                                      fraguados por intentos.

 

Sabia equidistante: mitad de la razón

frunce la historia su terciopelo terco.

 

Boca: toca-mi-cuerpo,

                  palabra entretejida por los siglos.

Penélope y diluvio, Caperucita y lobo.

 

Hilandera del sol te llevo dentro.

Madre luciérnaga, prístina;

                    bóveda colorida por tu bondad.

Somos el rezo de la abuela,

secreto de mi madre, pintura en la boquita,

beso de mi primer beso;

                 cardenal respiración del cuerpo.

La historia del fulgor del nacimiento

vuelto a nacer, en la raíz,

huésped de los cinco sentidos:

“mi corazón espejo caído de la noche,

es costilla de Adán iluminada” 1

                        hecho del collar de Venus.

Petrosinela germinal peina sus ciclos;

reflexión:

                    reflejo de granada,

lucidez:

                      cavilación de azabache negro.

“Otro modo de ser humano y libre” 2.

 

Senos,

            cadera,

                         cascada,

opalescente intuición de medio cítrico.

Sabia naranja: conocedora y dulce.

Cultivo de ternura; la luna dota

                    Su ciclo menstrual en 25 besos.

 

Digo: soy transfiguración de arete.

           soy trino avispado

           soy tropo de bragas suaves

           soy trenza perspicaz

           soy travesía de mi asalto

           soy trueno esparcido, sagrado

 

Sol: E L L A

        INSUMISA, EN EL SABOR DEL AZORO,

 

         EN EL BOCADO DEL NUNCA.

 

El sí: hecho mi cuerpo,

         clarividente oscilación del singular

         soy,

         YO: SÍ Y NO.

 

Soy la que ahora es, la que será.

 

En el desnudo recuerdo,

           en el bolso de charol, la inteligencia hecha perfume;

           historia y tiempo.

 

“Óyeme con los ojos,

ya que están tan distantes los oídos…” 3

 

 

 

1 “El corazón transfigurado”, Dolores Castro.

2 “Meditación en el umbral”, Rosario Castellanos.

3 “Lira”, Sor Juana Inés de la Cruz.

 

 

 

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia