Controversial Muestra Estatal de Teatro

José Luis Puga Sánchez
 
   
 
 

Escena de Acto de derivación pública sobre el destino


 

Polémica, con trastabilleos, a trompicones, abandonada por las instituciones y sin el suficiente respaldo de los teatreros, la X Muestra Estatal de Teatro cumplió su ciclo 2015 con cierto donaire.

 

Polémica en lo interno, en los espacios de ensayo, en las deliberaciones gremiales, en los susurros, en el paso de gato, el punto primero y, si se quiere, principal, fue… es… si se trató de una muestra, entendida ésta como una parte ilustrativa, representativa, del teatro que se está haciendo en Tlaxcala.

 

El comité organizador (Elaisa Silva, Ana Maribel Tlacuilo y Rodrigo Ramírez) se escudó siempre en el hecho irrefutable de que se trató de una decisión tomada en asamblea de teatreros, aunque ciertamente hubo mucha gente de escena en contra de tal concepción, quienes finalmente se apartaron un tanto del programa y de su organización.

 

Al terminar el día participaron en la muestra, en una modificación ulterior decidida exclusivamente por el comité organizador, seis grupos y no los cinco marcados en la convocatoria: Factor Teatro, Aliados Teatro, Imprudentes Teatro, Yólotl Teatro, Colectivo Horizonte y el Laboratorio Actoral BUAP.

 

Uno de los montajes (Madre, de Colectivo Horizonte) era sólo una idea, solo un sueño, o una pesadilla, al momento de la convocatoria… convocatoria para una muestra estatal… de una obra inexistente. Eso fue permitido por la convocatoria.

 

O el caso de un grupo de maestr@s de teatro de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), quienes llegaron incluso sin nombre y el término de “laboratorio” les fue adjudicado por parte de los organizadores sin su conocimiento, confesaría más tarde José Luis Alfaro. No son un grupo como tal, son maestros que llevan a la práctica lo visto en clase. Eso fue permitido en la convocatoria.

 

No hubo concurso. No hubo dictamen. No hubo premiación.

 

Todos tuvieron asesoría. Todos tuvieron circuito.

 

Seis grupos y no cinco. Seis montajes y no cinco.

 

De cómo se salvó Wang Fo

Aliados Teatro

 

Fresca e imaginativa puesta en escena basada en un texto de Marguerite Yourcenar, narra la historia de un pintor chino cuyos cuadros tenían la virtud de transformarse en realidad. Enterado el emperador de tal prodigio, hizo traer a su presencia a Wang Fo, para conocer el futuro mediante las pinturas que solicitaba al pintor. Pero encontró que el futuro no siempre es agradable. Muchas veces es doloroso, o terrible. Se desencantó del médium pintor y ordenó matarlo, pero Wang Fo dibujó un cuadro con una barca navegando hacia el horizonte en un mar amarrillo, subió a ella y desapareció perdido en la distancia.

 

Dos actrices: Yanet Vázquez y Blanca Lander, ésta también directora del montaje, quienes contaron con la asesoría de Haydeé Boetto, joven y experimentada dramaturga, directora y titiritera nacional, vistieron el trabajo con un manejo atinado de la escenografía, con un gran esteticismo en momentos especiales, como el baile con listones rojos en la muerte del asistente de Wang Fo, o ese ondular de los colores mezclándose en el agua proyectada sobre una gran pantalla.

 

No tocar

Factor Teatro

 

Estrenado ya desde el año pasado, este trabajo sufrió, sin embargo, una gran transformación resultado del trabajo con su asesora, la dramaturga Maribel Carrasco. Su tema, la violencia sexual hacia las niñas y niños, es de urgente actualidad… y mucho en Tlaxcala.

 

El montaje inicial se fundó en gran medida en títeres: una muñeca casi al tamaño de una niña era el personaje principal… y los adultos casi no aparecían, aunque su presencia se sentía constantemente. Hoy la muñeca poco sale del baúl y con ello la responsabilidad se incrementa en las tres actrices que alternadamente han llevado el papel protagónico a través de la muñeca-niña. Y ese es precisamente el principal problema en el montaje: Las muy visibles deficiencias y falta de proyección en el trabajo de las actrices. La conexión que logran con el público es endeble y por ello su aportación la historia es crepuscular. El montaje tambalea en este punto… y con ello todo el trabajo.

 

Inmolación

Imprudentes teatro

 

Uno de los recursos estilísticos más usados en el teatro moderno cuando de recrear la convulsión cotidiana se trata, es recargarse en parlamentos ofrecidos a gran velocidad. Esta es la característica de Inmolación, de Enrique Olmos de Ita, un joven dramaturgo vivamente interesado en disectar la vida contemporánea.

 

Aquí se busca retratar la ausencia de valores en la juventud, la transfiguración de los patrones culturales ante el embate de formas de pensamiento nacidas en otras culturas. Critica la imposición social de conceptos absolutamente banales, cuya falta representan un punto negro en la hoja de vida de los jóvenes.

 

Inmolaciónnosllevaamirarlapsiquededosjóvenes,unamuchachayunmuchacho,quedesesperadamentetratandecumplirconelrol

socialquesuponenlescorresponde.Fallanyfallanporloquetratandesuicidarse,tambiéncomounimpuestosocial...yfallanyfallan,pero

loseguiránintentandohastaacertar.

 

El punto aquí es que presentar parlamentos a cien kilómetros por hora conlleva el riesgo de ser inaudible o inentendible. Y los actores, aún sin la suficiente experiencia escénica, no alcanzan a transmitir el mensaje verbal y menos emocional. Por momentos la puesta es simple velocidad, llano parloteo.

 

Sólo en las escenas finales, cuando la velocidad de la dicción de los parlamentos disminuye, es visible el entramado psicológico.

 

Acto de derivación pública sobre el destino

Laboratorio Actoral BUAP

 

Trama complicada, a ratos enmarañada, exigente para un público poco avezado para este tipo de propuestas, más localizada en el campo de la psicología y de la filosofía que en el de la sociología, narra o, dicho de mejor manera, bosqueja una historia de muerte, de asesinato, pero el asesino se pierde en la bruma. Un narrador que entra y sale del relato. Que por momentos es un personaje y en otros el gran ojo que todo lo ve, pero ambas facetas insistentemente se mezclan.

 

Los tres actores muestran dominio de la actuación en este planteamiento existencialista que puebla de interrogantes filosóficas la existencia humana, que cuestiona el ser mismo, su actuar y su destino. Ahí los personajes viven, cuestionan, defecan y matan… pero no es así… ¿o sí?

 

El montaje está plagado de simbolismo y exige una lectura informada y sensible.

 

Los tres actores son, a su vez, maestros en la facultad de teatro de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. Solo José Luis Alfaro es tlaxcalteca, uno de los productos del taller de teatro de Guadalupe Alemán en el Cobat, pero emigró a Puebla a cursar estudios profesionales en artes escénicas.

 

El montaje, por tanto, es poblano en toda su extensión y peso, pero participó en la muestra tlaxcalteca. Tiene una calidad innegable, asume sus riesgos, pero si bien no son profesionales, sí son catedráticos en su campo en una universidad.

 

¿Es esta una muestra representativa del teatro que se hace en Tlaxcala?

 

Mamá

Colectivo Horizonte

 

Mamá contradice uno de los hitos culturales: el orgullo de la mujer en y por la maternidad.

 

Su prólogo es, sí, el iniciático viaje a la maternidad y al parto. Es el habitual sentido materno que la mujer siembra, cuida y cosecha… pero Madre es algo más.

 

Es también el rasposo cumplimiento del ciclo: el dolor del alumbramiento, los llantos tantas y tantas veces atendidos, el tiempo arrancado al propio, la vida concéntrica en una cuna, la presión social para cumplir el rol.

 

Más que un canto de alegría, Madre es un largo y lastimero sollozo de una mamá primeriza, enfrentada al mundo que le exige ser madre, esa madre estoica, callada, sufrida, que se ha dibujado por siglos.

 

Rompecabeza

Yólotl Teatro  

 

Piedra de Toque no posee información de este montaje.

 

Al cierre de esta edición mientras la comunidad teatral discutía los nuevos proyectos a trabajar en 2016, se estaba a la espera del informe de la comisión organizadora de la muestra 2015. Se ponía nuevamente en la mesa el concepto de muestra y se contrastaba con lo apenas realizado.

 

El debate reinicia mientras se revisa lo andado y se fijan puntos en el futuro inmediato.

 

El teatro en Tlaxcala se mueve, falta encauzarlo por el camino correcto.

 

 

 

 

 

 

Contacto: piedra.de.toque@live.com

 

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia