Martha Teloxa: La escritura es sanadora

Piedra de Toque
 
   
 
 
Pablo Picasso y su musa Brigitte Bardot

El flujo de pensamiento parece demasiado rápido como para aprehender, de buenas a primeras, una realidad, y colocarla frente a nosotros para su análisis puntual. A esto se suma la cotidianidad que a veces vivimos, haciéndonos incluso difícil saber qué sentimos o qué pensamos sobre nuevos o viejos momentos de nuestra vida. La escritura surge entonces, no sólo como un medio de comunicación sino como una forma de exploración, un ejercicio de autodescubrimiento, individual y colectivo. Quiénes somos y qué sentimos, cuáles son nuestra palabras con respecto a nuestro entorno y a nuestra vivencias, preguntarlo y plasmarlo es la oportunidad que brinda el programa Mujer: escribir cambia tu vida, gracias al cual mujeres del Distrito Federal, Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Puebla y Tlaxcala han tenido acceso a talleres en los que se encuentra un ambiente de atención que les permite reflexionar sobre sus experiencias y socializarlas.

 

El programa fue financiado por el Fondo Regional para la Cultura y las Artes de la Zona Centro de Conaculta, y operado por la Secretaría de Cultura de Morelos. De todo el taller y de todas las participantes, 25 en total, emergió un libro que recoge las reflexiones de cada participante. Tres mujeres tlaxcaltecas contribuyeron: Fabiola Carrillo Tieco, Martha Teloxa Castillo e Iliana Contreras Aguilera. Este es el trabajo de Martha Teloxa:

 

Mi vida como un gato lunático y estrellado

 

Prólogo

Mi amigo y compañero Ignacio Vázquez hace tres meses, aproximadamente, me llamó para invitarme a la capacitación Mujer: escribir cambia tu vida, para ser replicado con mujeres en Tlaxcala. Fascinada dije que sí.

 

A ciencia cierta no sabía qué me iba a encontrar, mucho menos me esperaba confrontarme conmigo misma. Creía que todo estaba tranquilo en mi interior.

 

Me sentía mujer del siglo XXV, es decir, mi trabajo primero. No me daba cuenta que me estaba olvidando de lo más importante que tengo en la vida y que es eso precisamente, mi vida.

 

Pelusa

Por qué mi vida es como un gato lunático y estrellado.

 

Cuando era niña alguien le regaló un minino a mi mamá, y ella me lo regaló a mi porque fui la única en la casa que lo peló. A mí me pareció lo más hermoso y tierno que había visto, me di cuenta que era muy pequeño que aún no sabía comer solo. Para que no muriera de hambre le di leche con una mamilita de juguete, lo cuidé como a un bebé y él creció. Me di cuenta que se volvió independiente, tanto que se perdía por meses y regresaba, incluso regresó a morir.

 

Conforme he crecido me observo como ese gato, que necesita protección y cuidado porque soy indefensa, pero conforme crecí adquirí la capacidad de ser totalmente independiente y al mismo tiempo conformo una manada como la conforman los gatos.

 

Mi vida es como un gato lunático y estrellado porque tengo la capacidad de crear códigos misteriosos, como los maullidos que sólo mi familia entiende y comprende. Porque saco las uñas cuando es necesario, como cuando invaden mi espacio, pero las retraigo y guardo para ofrecer ternura y suavidad, cuando no necesito ser agresiva.

 

Soy como un gato porque al ser mujer conllevo el misterio y la vanidad, la aventura pro experimentar y curiosear, porque intento meter los bigotes en todo.

 

Soy como un gato, o mejor dicho mi vida lo es porque he aprendido a brincar como ellos, a que las caídas sean de pie para salir ilesa. Sé que habrá caídas de las que quizá no salga viva, pues las siete vidas son sólo un mito, pero aun así seguiré brindando, porque mi naturaleza me lo pide y exige.

 

Veo mi vida en familia como el cálido pelo del gato. Necesaria para él, para seguir vivo, pero tan peligrosa como provocar alergias al que no es tolerante a ella.

 

Cuando estoy feliz no lo puedo ocultar, como el gato no puede ocultar su ronroneo que proviene desde adentro y que no puede controlar.

 

Para mí qué es ser mujer

Es ser vida, amor, belleza y humanidad. Es ser mortal con las posibilidades de amar y de odiar. Es ser bruja sanadora con plantas. Es saber hablar sin palabras y embrujar con miradas.

 

Es soltar y seguir con recuerdos atrapados en el pelo. Es poder platicar con la luna de problemas con respuestas.

 

Es viajar más allá de las estrellas con un beso y llegar al infierno con una indiferencia. Ser mujer es vivir con el corazón en los labios.

 

Qué significa mi nombre

Sé que Martha proviene del hebreo y que significa: mártir, dolorosa, amante, señora.

 

Significados que me sonaban rudos y fríos, no me gustaban hasta que le pregunté a mamá por qué me llamo así. Buscaba una respuesta más interesante que el clásico “porque así me llamo yo”.

 

Recuerdo que me miró y me dijo: cuando estaba embarazada de ti quería una niña para ponerle mi nombre, así que fuiste Martha desde antes de nacer.

 

Tú papá me dijo: “estás loca”, pero no hizo más. Cuando naciste y te vi tan bonita y bien formadita y dije: sí, será Martha, porque es un nombre fuerte que se endulza con un Martita.

 

Me urge decir que…

Que tengo miedo a la soledad.

Que tengo miedo a expresar.

Que tengo miedo a que un hombre no me ame.

Que me beso con dos hombres y que no puedo decidirme, porque ellos no se han decidido, pero más que nada porque los dos me gustan.

 

Necesito expresar…

Mis funciones fisiológicas de ser mujer, de ser humano y animal.

Necesito expresar mi sexualidad.

Necesito expresar que quiero aprender a amar.

 

No quiero saber…

Ya más de mi pasado, ya pasó y ahí se queda.

 

Las puertas que quiero abrir

Quiero ser llave para abrir puertas hermosas y misteriosas der las que toda mujer tiene la clave, como la maternidad.

 

Quiero abrir puertas para crear una familia con dos puertas misteriosas: esposo e hijo.

 

Cómo hubiera sido mi vida si…

No hubiera conocido a Mauro, los globos de papel seguirían siendo un mundo imposible para mí. Los viajes sin destino una experiencia jamás vivida. Si no hubiera conocido a Mauro yo no sabría que el amor primero es mental y después físico. Si no lo hubiera conocido, los celos serían una galaxia explorada a medias.

 

Tal vez si no lo hubiera conocido mi vida fuera más o menos complicada. Tal vez tendría ya hijos, un esposo y una casa que limpiar, comida que guisar, ropa que lavar y planchar. Sin él mi vida tendría menos lágrimas y la posibilidad de amar a alguien más.

 

No lo sé. Lo que sí sé es que con él creció la idea de tener un hijo y la frustración de no tenerlo. Si él hubiera querido formar una familia conmigo tal vez estaría terriblemente arrepentida. Si él me quisiera para madre de sus hijos tendría miedos y temores como también menos horas de sueño.

 

Si él fuera mi amigo solamente podría ser más fácil enamorarme de otro y no esperar un milagro, entonces, si él no hubiera entrado a mi vida yo no estaría creyendo en milagritos baratos.

 

Si él no fuera mi pasado yo no lo añoraría y el coraje por no superarlo no viviría en mí. Si él no existiera en mi vida otro hombre conmigo estaría, pero él no está y no existe otro emocionalmente hablando. Cómo hubiera sido mi vida si no lo hubiera alejado de mi lado, pues no estaría deseando mandarlo para siempre al carajo.

 

El lugar donde quiero estar

El lugar en el que ahora, en este momento, quiero estar es en el fondo del mar, amplio, tranquilo con poca luz, que no se vea nada, que sólo se sienta. Sí, que se sienta. Que la luz del sol penetre muy tenue. Que con esa poca luz se vea su grandeza y hermosura. Quiero estar no en la profundidad total, sino en la parte de los arrecifes, donde se ve que es una especie de fondo, pero no, porque el mar engaña y no se sabe si es realmente el fondo, entonces, lo que quiero es que sea un mar, un océano.

 

Experiencias

24 de septiembre.

Puedo escribir sin ninguna carga académica.

Cuernavaca es maravillosa, mítica y enigmática.

Extraño a mi familia, extraño a Kokoro, extrañar es…

 

Epílogo

Qué cambió en mí, cambió mi autovisión, me vi mujer y vi que no estoy sola. Aprendí que la escritura sí es sanadora, que no debe de haber prejuicios ni etiquetas para la escritura. Soy libre de escribir lo que yo quiera.

 

 

 

 

contacto: piedra.de.toque@live.com

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia