Sorprenden destellos en la poesía local

José Luis Puga Sánchez
 
   
 
 
En el tercer encuentro de poetas Casa de la Nube 2016

Pausa y estallido. Largo aletargamiento y de pronto dos destellos casi al unísono. Como una pequeña ráfaga. Con una semana de diferencia, primero Isolda Dosamantes y después Alba Tzuyuki  Flores Moreno lanzaron sendas jornadas de poesía, lecturas, presentaciones de libros y un homenaje.

 

La Casa de la Nube, el feudo de Isolda Dosamantes Carrasco, presentó una jornada sin resuello. 12 horas casi ininterrumpidas de poesía con solo una pausa para comer. Y llegaron poetas chilangos, poblanos, hidalguenses y por supuesto tlaxcaltecas

 

En ese largo y maratónico día se instalaron siete mesas de lectura, se presentaron los libros ‘Sabines, apuntes bibliográficos’, de Pilar Jiménez Trejo, y ‘Suerte de rabia’, de la chilanga Refugio Pereira. Participación especial tuvo la poeta Thelma Nava.

 

Y poetas… a borbotones: Araceli Muñoz, Moisés Zurita, Daniel Mir, Carlos Merino, Gloria Nahaivi, Sandra Galina Fabela, Ulises Zamora, Raúl Lozada, Ignacia Muñoz, Estephani Granda Lamadrid, Adrián Mendieta Moctezuma, Minerva Aguilar Temoltzin, Angélica Minor, Raquel Huerta Nava, Javier Taboada, José Falconi, Lorena Romero, Gabriel Cruz Mayorga, Martha Miranda, Alejandro Ipatzi, Manuel Camacho Higareda, Édgar García Segovia, Marina Uvilla, ‘Víctor Colt’, Miguel Martínez Hernández, Joel Vega Pérez, Daniela Escobar, Alba Tzuyuki Flores Romero, Elvia Hernández Morales, Julieta Cortés, Rodolfo Vázquez, Carlos Gasca, Guillermo Vega Zaragoza, Araceli Sherezada y Gustavo Alatorre.

 

Ávidos de hacer sentir su voz, todos los participantes leyeron algo así como tres o cuatro poemas de su autoría, narraron anécdotas personales e intercambiaron comentarios con el público, donde había varios poetas también.

 

Ya Isolda ha desarrollado en anteriores ocasiones programas como el descrito, pero el nuevo encuentro resultó sin duda el más amplio y completo de los sucedidos.

 

La casa de la Nube es ya piedra angular para quienes han elegido la literatura o la pintura como su modo de vida. Isolda Dosamantes tiene ahora un reto: superar lo hecho.

 

EL PEROL MÁGICO

 

Urdido, construido y operado por Alba Tzuyuki Flores Moreno, el Primer Encuentro de Escritores con Lectores fue un aquelarre a lo largo de tres días.

 

Hubo, en esas jornadas, dos conferencias a cargo de Olimpia Guevara y de Jaime Ferrer, se brindó un reconocimiento a Juan Domingo Arguelles por su trayectoria, con la participación de Jair Cortés; se impartió un taller de apreciación literaria por Guillermo Vega Zaragoza… y muchas lecturas y muchos lectores de la ciudad de México, de Veracruz, de Puebla y por Tlaxcala asistieron Diego Pedro Minero, Adrián Mendieta, Gerardo Lima Molina, Yetnalesi Deyanira Mendieta Xelhuantzi, Lucero Ivonne Peña, Miguel Martínez Hernández, Abraham Rendón, Raúl Lozada, Alejandro Ipatzi, Gerardo de la Rosa, José Pérez Márquez, Gilberto Marti Lelis, Isolda Dosamantes, Minerva Aguilar Temoltzin y Radai Sasha Zeol.

 

El encuentro mudó de sede varias ocasiones. Del Museo de Arte de Tlaxcala (MAT), pasó al Museo Miguel N. Lira y visitar también la telesecundaria Luis Pasteur.

 

Alba Tzuyuki sentó un importante precedente para sí misma: agitó ya las aguas y debe ahora moldear una corriente. Agua fresca para la poesía.

 

SONIDO DE CLARINES

 

Sin los presupuestos, sin la infraestructura, sin el personal y sin la obligación que sí guardan las instituciones del sector, ambas mujeres recurrieron a lo que sí tienen… y con exuberancia: coraje y amor por la poesía.

 

La indolencia oficial ha desembocado, sin proponérselo, en una activación de los trabajadores de la cultura, pocos todavía, quienes abren boquetes en el marasmo institucional para expeler sus emociones, sus miedos, sus angustias, sus placeres, sus pasiones… su poesía.

 

¿Podrán en un futuro próximo montar talleres de creación más profundos? ¿Cómo verían abrir una convocatoria para recibir poemas que integrarían un libro colectivo? ¿Es delirante trabajar encuentros con una temática definida: violencia social, familiar y de género; el amor en tiempos de internet y mil posibilidades más?

 

¡El tiempo dirá!

 

 

 

contacto: piedra.de.toque@live.com

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia