Bettina Rheims: fotógrafa de la piel

Piedra de Toque
 
   

 

Bettina Rheims es una fotógrafa francesa nacida en Neuilly-sur-Seine, Francia, en 1952. Procede de una familia de clase alta y relaciona con las artes. Su padre, Maurice Rheims, era comisario de exposiciones, historiador de arte y novelista, además de miembro de la Academia Francesa, y su hermana Nathalie es actriz, escritora y productora cinematográfica. Estuvo casada con el escritor Serge Bramly que fue también su gran colaborador y socio, y actualmente con el abogado Jean-Michel Darrois. Bettina está también relacionada con la familia Rothschil a través de su bisabuelo en la llamada rama de los “von Worms”, antecedentes todos estos que en cierta medida la conducirían directamente a los caminos del arte. Sin embargo en un principio su camino no iba dirigido hacia el mundo de la fotografía.

 

Bettina Rheims ejerció primero como modelo, luego fue periodista y gestionó una galería. Hasta los 26 años no había manejado una cámara más que como aficionada, pero en 1978 conoció un grupo de stripers y les realizó una serie de fotografías que marcarían el inicio de su larga carrera como fotógrafa, y que la terminarían convirtiendo en una de las más grandes de nuestro tiempo, siendo reconocida y aclamada en todo el mundo.

 

Bettina ha sabido combinar una meteórica carrera comercial en el mundo de la moda, la publicidad y los medios de comunicación de todo el mundo, con una brillante carrera artística. Este primer trabajo también le reveló su tema favorito, el modelo femenino, al que ella volverá con frecuencia durante toda su trayectoria artística y que será su lema en toda su obra “Me encanta la carne. Soy una fotógrafa de la piel”.

 

Bettina Rheims ha dedicado la mayor parte de su vida a realizar retratos de mujeres. Sus fotografías están cargadas de erotismo y fantasía. Sus mujeres pueden estar desnudas y mostrarse provocativas y deseables, resultar exuberantes y sensuales, pero al observar las fotografías siempre se observa en ellas un refinamiento absoluto y un total respeto por las modelos. El haber trabajado ella misma como modelo, la confiere un conocimiento del medio y una complicidad total con las mujeres a las que fotografía, lo cual acaba reflejándose en sus magníficos trabajos.

 

El universo de Bettina es complejo y sofisticado. Cada fotografía es el resultado de un largo proceso creativo. Sus imágenes parecen inventadas directamente por el subconsciente de la fotógrafa, y en ellas se perciben continuas referencias al arte, al surrealismo o a los sueños de la infancia.

 

En las últimas tres décadas, Bettina Rheims ha producido numerosas series mayores de fotografía, que han sido expuestas en todo el mundo. Sus libros incluyen los títulos Female Trouble (1989), Modern Lovers (1990), Chambre Close (1994), I.N.R.I. (1998), X’Mas (2000), Shanghai (2003), Héroïnes (2007) y The Book of Olga (2008, para TASCHEN). En 2007 le fue concedida la Legión de Honor por sus logros artísticos. Su obra es profundamente polémica y transgresora. En ella confluyen temáticas que incluso revisten un carácter tabú como el erotismo transgénero, así como representaciones de índole religiosa que han desatado cierto escándalo en predios ortodoxos. No obstante, su obra es expresión de un erotismo hondamente decantado y de una gran depuración.

 

No hay nada al azar en el trabajo de Bettina. Cada detalle de sus planos responden a una profunda elaboración. El uso de colores saturados en muchos casos redunda en atmósferas de gran refinamiento y excelencia. La obra de Bettina Rheims nos aproxima a una mirada que erotiza y que inaugura diálogos novedosos en torno a la transgresión, en este caso en cuanto a los discursos relativos al género. En sus planos hay una propuesta que recuerda a Helmut Newton y a Robert Mapplethorpe, pero con la ventaja de su visión femenina por el hecho de ser mujer y madre, lo que le confiere una particular perspectiva en contraposición con aspectos estrictamente masculinos al momento de ejecutar el trabajo. Bettina juega de manera consciente con los estereotipos establecidos y exagera de manera consciente estos clichés para así terminar de dar todo el poder a las mujeres de sus fotografías.

 

 

 

contacto: piedra.de.toque@live.com

 


 
 
 
     
 
     
 
     
 
     
 
Regresar al inicio de esta página
Home | Archivo | Acerca de Piedra de toque | Contacto

Diseño y desarrollo: Iomedia