Terminan 14 años sin Teatro Escolar...
y llegan tres impugnaciones

José Luis Puga Sánchez
 
   
 
 

 

14 años tuvieron que transcurrir para que el Programa Nacional de Teatro Escolar regresara a Tlaxcala. 14 años de sequía escénica para el nivel educativo básico local…

 

…Y apenas retorna el programa y sobrevienen tres impugnaciones: la coordinadora del programa en Tlaxcala, Blanca Lander, habría manipulado el proceso para que resultara seleccionado el proyecto del cual es integrante.

 

Los procedimientos de queja fueron abiertos por participantes en la convocatoria del Programa Nacional de Teatro Escolar: uno por Ana Luisa Paredes, otro por Mauricio García Carmona y una más por un grupo de siete compañías, todos interesados en el programa.

 

Y en fechas muy próximas habrán de llegar a Tlaxcala directivos de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes para entrevistarse directamente con los hacedores de teatro locales y, conjuntamente, encontrar solución a la problemática.

 

Siete de los 15 aspirantes al apoyo iniciaron conjuntamente un procedimiento de impugnación, con miras a rehacer el proceso donde participen exclusivamente aquellos aspirantes que limpiamente hayan cubierto todos los requisitos.

 

La impugnación colectiva completa dice…:

 

Lic. Juan Meliá

Director de la Coordinación Nacional de Teatro

 

At’n

Lic. César Tapia

Subcoordinador de Enlace con los Estados

 

At’n

Willebaldo Herrera Téllez

Director General del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura

 

Presentes

 

Por este medio los abajo firmantes, participantes de la convocatoria de Teatro Escolar y miembros de la comunidad teatral del estado de Tlaxcala, nos dirigimos a usted de la manera más atenta para solicitar una revisión de la selección de proyectos en Tlaxcala para incluirse en el Programa Nacional de Teatro Escolar, debido a la serie de irregularidades detectadas en el proceso, que a continuación se describen:

 

La C. Blanca Lander, presentada como coordinadora del Programa de Teatro Escolar en Tlaxcala, aparece como integrante en el proyecto seleccionado del grupo Pendiente Teatro, bajo la dirección de Sergio Jair Méndez, con la puesta en escena La Legión de los Enanos, de Maribel Carrasco. Además de dos proyectos más. Su trabajo comprendió desde la revisión, difusión de la convocatoria en medios, hasta la compilación de carpetas y envío a la Coordinación Nacional de Teatro Escolar a través del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura.

 

La C. Blanca Lander también fungió como asesora y coordinadora del diplomado práctico de profesionalización teatral en el Centro de las Artes de Tlaxcala, con domicilio en Ángel Solana esquina con camino a Tetla, Col. San Luis Apizaquito de Apizaco; es decir, desempeñó cargo como servidora pública desde febrero del presente año, desconocemos si se encuentra en nómina, pero irrefutablemente tiene una relación jerárquica de trabajo con la institución. Esta situación es una flagrante violación al punto 5 de la convocatoria respectiva, que a la letra dice: “5.- Ningún miembro o empleado, con proyectos calendarizados o funcionarios del Instituto Tlaxcalteca de la Cultura, podrán participar en esta convocatoria”. Esta circunstancia pone en tela de juicio la legitimidad del proceso.

 

Finalizado el plazo de dicha convocatoria, la mencionada Blanca Lander requirió a la compañía Teatrubu AC modificar su proyecto en más de una ocasión después del plazo establecido, hasta que se agotó el tiempo el 22 de junio. Ante la eventualidad de entrar en estado de irregularidad, Teatrubu solicitó una aclaración en el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura y la respuesta fue que el material había sido entregado en tiempo y forma. Existe testimonio, correos electrónicos y pruebas al respecto.

 

El punto número uno de la convocatoria dice: “1. Podrán participar los creadores residentes en el estado de Tlaxcala, que acrediten mediante documentos probatorios, la experiencia necesaria para la realización de un montaje dirigido a público en edad escolar y estén dispuestos a atender profesionalmente los compromisos que deriven de las necesidades de producción específica para las obras que formen parte del programa”. Y en el acta el jurado instruye que “el grupo debe recibir asesoría de un especialista en dirección escénica”. Inentendible es para nosotros, los abajo firmantes, que si la convocatoria demanda que los grupos puedan atender profesionalmente una puesta en escena, se solicite una asesoría especializada en dirección escénica, cuando ésta es la columna vertebral de un proyecto teatral.

 

Por lo anterior, solicitamos una inmediata revisión de los dictámenes y cancelación del proyecto seleccionado por violación a la convocatoria, así como una nueva evaluación y dictaminación de los grupos que cumplieron con los requisitos en tiempo y forma, para brindar la debida solución al respecto y que no se afecte en su mayoría el calendario establecido por dicho programa.

 

Sin más por el momento y agradeciendo la atención prestada a la presente, quedamos de ustedes

 

Miembros participantes de la convocatoria en el 2016

 

C.c.p. Comunidad teatral de participantes de Tlaxcala

 

Firman: Ana Luisa Paredes, Jonathan Muñoz Berruecos, Erick Feliciano Barba Rugerio, Mauricio García Carmona, Elaisa C. Silva Suárez, Ma. del Rocío Juárez y José Luis Castilla.

 

El oficio de impugnación ostenta sellos de recibido en la Coordinación Nacional de Teatro del INBA y en la subcoordinación de Enlace con los Estados del INBA, ambos con fecha 29 de julio de 2016, en tanto que en la dirección general del ITC fue recibido el 01 de agosto.

 

José Luis Castilla León, director de Teatrubu, uno de los grupos participantes en la convocatoria de Teatro Escolar, entregó el oficio de impugnación directamente en las oficinas centrales del programa en la ciudad de México, donde fue recibido directamente por el subcoordinador de enlace con los estados, César Tapia.

 

Castilla narra:

 

El programa había actuado solo dos años cuando hace 14 años desapareció del estado sin conocerse las causas. Hoy regresa pero ahora como un programa nacional que en Tlaxcala consiste en dar 80 funciones en escuelas de educación básica, preescolar, primaria y secundaria. Participamos en total 15 proyectos.

 

La convocatoria cerró el 17 de junio y dos días después nos llaman (a Teatrubu) para indicarnos que faltaba un documento, aun cuando yo los entregué de manera personal y me firmaron de que todo estaba bien. Pero me dijeron que faltaba el video promocional del grupo, que tenía 12 horas para mandarlo… Lo mandé.

 

- Estabas hablando con la coordinadora. ¿Quién era la coordinadora?

 

- Blanca Lander.

 

- Hablaste con ella personalmente.

 

- Sí. Ella me habló a mi teléfono.

 

Lo envié y vi entonces que por descuido mío no puse mis diseños (de escenografía, de vestuario y de máscaras, principalmente), pero hay un apartado donde dice que puedes meter anexos y así lo hice.

 

A los dos días me vuelve a hablar Blanca Lander y me dice que tengo que cambiarlo de formato. Cambié de acuerdo a un formato que me dieron y lo volví a enviar. El 21 de junio en la noche me volvieron a hablar para decirme que faltaba otra cosa. Me molesté. ¿Qué es lo que está pasando? Y Blanca Lander me dijo que quitara mis diseños. ¿Por qué?, le pregunté. Porque no van ahí, me dijo. Así estuvimos hasta que finalmente me dijo que así lo iba a mandar.

 

Total que hasta el 22 de junio mandé mi última información y le pedí a uno de mis colaboradores que llevara otra vez el formato, el video y el proyecto al ITC. Llega al ITC y le dicen que no había problema. - Cómo que no hay problema. Nos han estado hablando entonces aquí tenemos nuestro proyecto… - No. Ya se entregó todo en tiempo y forma.

 

- ¿Con quién hablaron?

 

- Con Marlén (Valdés).

 

- ¿Y Marlén (Valdés) dijo que no había problema?

 

- No. Que ya se había entregado todo en forma. Que lo único que faltaba era el video. Digo: ¿entonces…?

 

El 11 de julio salieron los resultados y ese mismo día empezaron a surgir los comentarios y nos enteramos que en el proyecto ganador como parte del reparto estaba la mencionada Blanca Lander. Todo mundo se molestó. Todo mundo se indignó. Nos reunimos algunos compañeros de cuatro grupos por lo menos y de ahí salió la confirmación de que estaba en el reparto del proyecto ganador y estaba en dos más, por lo tanto se había violado la convocatoria y el grupo también la había violado al no respetar las reglas.

 

Nos juntamos seis grupos y optamos por escribir una carta para impugnar el proyecto, la convocatoria. Yo me ofrecí a llevar el oficio a México al director de la Coordinación Nacional de Teatro y al subcoordinador de enlace con los estados de la Coordinación Nacional de Teatro y al ITC.

 

Lo redactamos, lo analizamos, dimos cinco puntos específicos por lo cual no estamos de acuerdo y estamos impugnando el proyecto ganador. El viernes pasado (29 de julio) llevé el oficio, lo entregué y a los 10 minutos me recibieron y platicamos. Escucharon las razones de los grupos que estamos inmersos en esto. Me dieron sus puntos de vista y yo les propuse, y aceptaron, que después de que lo analicen tener una visita de ellos aquí en Tlaxcala con la comunidad, para que se aclaren los puntos y se llegue a un acuerdo ya que esto pasa a un proceso jurídico en el momento que hay dos demandas.

 

Se trata –aclara Castilla- de no romper el diálogo entre las autoridades y nosotros. Ahorita estamos esperando la respuesta del instituto (ITC). Ayer (lunes 1 de agosto) se entregó el oficio. Yo no puedo entender como el instituto permitió que una persona que coordina un programa federal, con recurso público, tenga que participar en tres proyectos del programa, cuando la convocatoria es muy clara.

 

Blanca Lander coordinó el programa recibió las carpetas y fue la encargada de mandar todo a México, coordinó una reunión con aspirantes, estuvo en entrevistas de radio, de televisión… ella coordinaba el programa.

 

Ahora que estuve en México para entregar el oficio de impugnación, me mostraron mi carpeta y no aparecen mis diseños, aquellos diseños que me dijo que quitara y que no quité… desaparecieron, no aparecen en mi proyecto. Y tiene fecha de 23 de junio. Son bocetos, pero no sé por qué tuvieron que desaparecer. Confirmé mi sospecha.

 

Ahora falta esperar la respuesta. Los grupos nos estamos organizando para tener bien clara nuestra postura ante las instituciones. Buscamos, primero, que se sancione a las personas y a los grupos que violaron la convocatoria, que son tres donde estaba incluida la coordinadora. La otra es que haya una revisión completa de cada uno de los proyectos para ver si no existe el mismo caso que el mío donde hayan desaparecido algunas cosas. Finalmente, pedimos que se vuelva a abrir la convocatoria para Tlaxcala y que participen los grupos interesados, los que sí cumplieron con todo.

 

Tenemos bien claro que no queremos que desaparezca el programa. Que no vayan a quitar algo que no teníamos y que ahorita por decisiones arbitrarias vaya a desaparecer otra vez.

 

La dura recriminación de José Luis Castilla no es la única. Otro director de escena, Mauricio García Carmona, pone en tela de juicio todo el proceso y por los mismos motivos: su temor a la eventual manipulación tendenciosa que habría operado la coordinadora de la convocatoria Blanca Lander.

 

Carmona se ha adherido a la impugnación colectiva de siete compañías, pero también de manera personal abrió ya un procedimiento en una institución federal que rehúsa revelar por así convenir a sus intereses

 

Y es tajante: quiero llegar hasta el fondo del problema. Quiero impugnar porque no estoy de acuerdo con el resultado y no estoy de acuerdo porque ya con este asunto de que ella fue ganadora del concurso como actriz al participar en este proyecto ganador, siendo juez al mismo tiempo, pues la verdad sí me incomoda mucho.

 

“La impugnación ya está en proceso y voy a llegar hasta donde tenga que llegar”, advierte decidido.

 

Expone sus razones: No hay claridad en cuanto al proceso de selección del proyecto ganador. Considero que hay una intervención por parte de quien en este programa recibió todos los proyectos, porque tiene información de todos los participantes, tiene información de elencos, tiene información de proyectos, tiene ideas que no le pertenecen al instituto. Y me parece muy delicado que ella, Blanca Lander, Azucena Blanca Lander Rojas, recibió todos los proyectos y tiene información de todos los grupos y ella participa como actriz en el proyecto ganador… y tengo entendido que además de eso, participa en dos proyectos más como actriz para competir por el Programa Nacional de Teatro Escolar 2016.

 

Me parece muy absurdo y muy delicado –recrimina- porque ella nos dio la información. Ella nos dio las asesorías, ella recibió los proyectos, yo tuve trato con ella en su papel de… pues de asesora y creo que ella es muy consciente de su labor, nada más que lo que no sabemos es qué funciones tiene y si pertenece a una nómina del instituto de cultura. Creo que es lo que nos urge saber a todos los participantes.

 

Por otra parte, sí es importante que todos nosotros sepamos cuál es el estatus de todos los proyectos, porque no sabemos si efectivamente llegaron todos los proyectos a manos del jurado… y entre eso el mío, por supuesto.

 

Aparte de eso –revela- yo me he enterado por actrices que tienen relación directa conmigo, que han trabajado conmigo, me he enterado que el mismo director de Pendiente Teatro, Jair Méndez, había estado buscando una actriz que sustituya a Blanca Lander hasta hace una semana… porque ya tiene a la actriz que va a sustituir a Blanca Lander. Eso es lo que tengo entendido. ¿Pero en dónde dice en la convocatoria que haya una prórroga en caso de que haya una trampa aparente?

 

“Se cumplió en tiempo y forma. Ellos ganaron. Entonces por qué le da temor mantener a su cuadro de actores. ¿Cuál es el problema por el que ahora está cambiando a su elenco?”.

 

Por todos estos aspectos –recalca- que han venido sucediendo después del resultado y durante todo el proceso de selección, yo sí pongo en duda si efectivamente todos los proyectos llegaron a manos del jurado.

 

“Impugno sobre todo el estatus de todos los proyectos participantes. Me gustaría que se exponga en qué estatus quedó cada uno de los proyectos participantes y por qué fue que ganó este proyecto; qué tiene este proyecto que no tienen los otros y también recibir una retroalimentación directamente por parte del instituto hacia todos los participantes, para que sepamos en qué nos equivocamos”.

 

Quien esto escribe, José Luis Puga, buscó a Blanca Lander. Los mínimos requisitos de justicia lo exigen… y la encontré vía telefónica. Mejor dicho, ella me marcó en respuesta a varios mensajes de búsqueda esparcidos por todos lados. El contacto sucedió el martes 2 de agosto. Casi ahogada por la tos apenas balbuceó que estaba vacacionando en la sierra norte. Me anticipó su regreso para la semana que está por entrar:

 

- ¿En qué te puedo servir?, me preguntó.

 

- Estás siendo impugnada por partida doble en la convocatoria de Teatro Escolar (en ese momento no sabía que Ana Luisa Paredes había interpuesto el suyo). Quiero tu respuesta, le informé.

 

- Mejor habla al instituto por… empezó a decirme.

 

- No. La impugnación es contra ti y quiero tu punto de vista, la atajé.

 

- Pero estoy muy enferma. Son las peores vacaciones de mi vida, cof, cof, cof.

 

- Contéstame por teléfono pausadamente, le sugerí.

 

Titubea y suelta una de las mucha andanadas de tos que me regaló en cinco minutos de conversación.

 

- Pero yo… vengo del doctor y me dijo que hablara lo menos posible… cof, cof, cof. Además, no he recibido nada, no tengo por qué contestar, cof, cof, cof.

 

- Los procedimientos de impugnación son un hecho. Ya iniciaron. Tú decides, es tu derecho, si me contestas o no. Mira, casi no puedes hablar. Toma tus medicinas y mañana a esta hora te hablo y espero estés mejor. Te pido me contestes así sea para decirme que no hablarás, le propuse.

 

- Bueno… cof, cof, cof.

 

Miércoles 3 de agosto en un soleado medio día marco el número de Blanca Lander: la voz metálica me dice que la línea está ocupada. Insisto 15 minutos más tarde: teléfono apagado. Vuelvo a marcar 15 minutos después: apagado. Media hora más tarde el último intento: apagado. El sistema me invita a dejarle un mensaje y lo hago: “Blanca, te marqué como quedamos y no contestaste: es tu decisión. Gracias”.

 

 

 

 

 

contacto: piedra.de.toque@live.com

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia