Invisible la cultura en el
Plan Estatal de Gobierno

José Luis Puga Sánchez
 
   
 
 
Fotografía de Malena Díaz

 

El Plan Estatal de Desarrollo es una herramienta de gestión que promueve el desarrollo social en la entidad. De esta manera, sienta las bases para atender las necesidades insatisfechas de la población y para mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

 

El concepto de desarrollo hace referencia a dar incremento o acrecentar algo, que puede ser físico o intelectual. Cuando el término se aplica a una comunidad humana, aparece relacionado con el progreso económico, cultural, social o político.

 

En cuanto a la noción del plan, se trata de un modelo sistemático que es diseñado antes de concretar una acción, de manera tal que ésta pueda ser encausada hacia los objetivos deseados. Un plan es también una guía.

 

Por tanto, el plan estatal de desarrollo es el instrumento que establece los pasos a seguir para lograr el desarrollo social de la entidad. Es un proyecto diseñado por las autoridades estatales, que delimita sus políticas y estrategias.

 

La intención del plan de desarrollo es que las soluciones que ofrece logren mantenerse en el tiempo y ser sostenibles, para que la población no requiera de la asistencia social sino que pueda mantenerse con sus propios medios. Por eso, los planes de desarrollo buscan promover la autosuficiencia de la gente.

 

Con los avances de la tecnología y un número mayor de herramientas a disposición de los usuarios, los planes de desarrollo cada vez pueden ofrecer mayores mejoras en su calidad de vida. La capacidad de compartir y divulgar información de un punto a otro del mundo sin apenas moverse, hace posible que todos los ciudadanos puedan hacer llegar a los gobiernos sus necesidades y éstos dispongan de manera más eficiente los programas para mejorar la vida de la sociedad a la que representan.

 

El gobierno tiene la responsabilidad de pautar una serie de procedimientos y contenidos mínimos, que faciliten la satisfacción de las necesidades y lo hacen a través del programa de desarrollo estudiado y plasmado con un detenimiento especial.

 

Es fundamental señalar que el papel de los gobiernos es sumamente importante en la promoción del crecimiento en el territorio, por ende, deben realizar planes de desarrollo capaces de ofrecer nuevos caminos y asegurar el progreso para los ciudadanos y por ende, la nación entera.

 

El Plan Estatal de Desarrollo 2017-2021, diseñado para direccionar la administración de Marco Antonio Mena Rodríguez en el estado de Tlaxcala, toca todas las divisiones que corresponden a un gobierno. Pero no las toca en la misma proporción y con la misma profundidad.

 

El sector cultural apenas es rozado en el documento rector.

 

En el apartado CULTURA Y DEPORTE se asienta íntegramente:

 

Las ofertas cultural y deportiva son un medio valioso e imprescindible para consolidar una educación integral. Una sociedad culturalmente desarrollada tendrá una mayor capacidad para entender su entorno y estará mejor capacitada para identificar oportunidades de desarrollo. Por su parte, miembros de una sociedad con cultura deportiva desarrollan capacidades de liderazgo, competencia y habilidades sociales que mejoran el bienestar y la plenitud del individuo.

 

De acuerdo con la Secretaria de Cultura Federal, Tlaxcala cuenta con cinco zonas arqueológicas abiertas al público (Tizatlán, Tecoaque–Sultepec-, Cacaxtla, Xochitécatl y Ocotelulco), 16 museos, 136 bibliotecas públicas, tres teatros y 13 centros culturales, entre otros espacios, en los cuales se desarrolla una actividad cultural permanente (Secretaría de Cultura, 2016).

Para que la cultura llegue a más tlaxcaltecas es necesario implementar programas culturales de amplio alcance. Sin embargo, las actividades culturales aún no han logrado madurar suficientemente para que sean autosustentables. Existen centros históricos en diversas localidades del estado que no cuentan con los recursos necesarios para ser rehabilitados y así poder explotar su potencial como catalizadores del desarrollo.

 

Dado que la difusión cultural hace un uso limitado de las tecnologías de la información y la comunicación, la gran variedad de actividades culturales que se realizan en la entidad, lo mismo expresiones artísticas contemporáneas que manifestaciones de las culturas indígenas y urbanas, es apreciada por un número reducido de ciudadanos.

 

Es esta la totalidad del planteamiento expuesto para el sector cultural en el apartado específico del Plan Estatal de Desarrollo. No hay más.

 

En el apartado dedicado al Turismo se pueden apreciar otros rasgos de delinean la visión que de la cultura tiene el gobierno de Mena:

 

Entre los recursos y actividades culturales con los que cuenta Tlaxcala se encuentran:

 

I. La historia del estado y sus manifestaciones culturales en la gastronomía (como el pulque), artesanías e infraestructura.

 

II. Zonas arqueológicas en Cacaxtla, Sultepec – Tecoaque y Xochitécatl.

 

III. Los centros históricos en Huamantla, Tlaxco, Calpulalpan y Zacatelco y Apizaco; así como los de poblados como Contla, Santa Cruz, Panotla, Chiautempan, Apetatitlán, Tepeyanco y Santo Toribio Xicohtzinco.

 

IV. Museos como el de Artes y Tradiciones Populares, el del Títere y el Taurino.

 

V. Tlaxcala es la entidad con mayor tradición taurina en México. El estado cuenta con cuatro plazas de toros y con ganaderías especializadas.

 

VI. Tlaxcala posee el mayor número de haciendas ganaderas del país: 39 de las 283 con que cuenta México, lo que representa 14%.

 

VII. La riqueza de recursos naturales aprovechables para el turismo alternativo en La Malinche, Nanacamilpa, Tlaxco y Apan.

 

Las actividades culturales en Tlaxcala, aparte del orgullo, poco sentimiento, emoción o comprensión despiertan en el sector político. Los conocimientos, ideas, tradiciones y costumbres que hacen del tlaxcalteca un pueblo único en el mundo –como todos-, no tuvieron la atención de los constructores del plan de gobierno para este periodo.

 

 

 

 

contacto: piedra.de.toque@live.com

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia