Traicionan fotógrafos su espejo y a Rulfo

José Luis Puga Sánchez
 
   
 
 
Fotografía en el homenaje a Rulfo

 

Llegar a cierto estatus, o pensar estar en él, tiene riesgos de cierto peligro: desdeñar al espectador y faltarse al respeto a sí mismo. Eso mismo pasó con la exposición fotográfica colectiva “La vida no es muy seria en sus cosas”, montada por el Instituto Tlaxcalteca de Cultura (ITC) en ocasión del centésimo aniversario del nacimiento de Juan Rulfo, muestra en la que participan 12 de los más conocidos y celebrados fotógrafos locales.

 

Por sus fotografías, pero sobre todo por sus narraciones, Rulfo tiene ya talla mundial y no cabe en la muerte. Patentó, en el planeta entero, una atmósfera: huidiza, etérea, surrealista, inmaterial… Y llevar esa visión, por ejemplo al cine, ha sido hasta el momento imposible. Ahora el ITC convocó a algo de lo más granado de la lente local para intentarlo…

 

… ¡Y no quisieron o no pudieron!...

 

Carol Espíndola, Nereida Mora Lozano, Malena Díaz, Lisset Hernández González, King Richard Castillo, Armando Gómez Aguilar, Filiberto Martínez, Guillermo Serrano, Jorge Lezama, Juan Carlos Castillo, J. Guadalupe Pérez y Gonzalo Pérez tiene premios, experiencia, reconocimiento, calidad… que hoy no usaron o no quisieron hacerlo.

 

En la muestra hay trabajos buenos, excelentes, pero sacados de los archivos personales. Imágenes extraídas para cumplir con el compromiso. Son fotografías claramente con otra intención, en otro lugar y tomadas en el pasado no tan reciente. Hay otras imágenes en la que la atmósfera de Rulfo nada tiene que ver. Son otra cosa, absolutamente separadas de la convocatoria.

 

Y esa separación de Rulfo es perceptible para el público.

 

No. Estos artistas de la lente tomaron a la ligera la convocatoria y en clara falta de respeto a su propia trayectoria, buscaron cumplir con el compromiso con fotografías de archivo. O con imágenes muy buenas, pero que ya han estado trabajando desde antes de la convocatoria. O con imágenes que tiene otro objetivo, otro enfoque, otra mirada. Como se susurró entre el público: son ellos y el trabajo que les interesa, el que han empujado en las fechas recientes. No hay, perceptiblemente, imágenes nuevas tomadas por y para la convocatoria, fotografías que profunda y decididamente intenten acercarse al mundo casi inaprensible de Rulfo.

 

Y se trató de una falta de respeto al público porque posiblemente pensaron que el espectador no percibiría el alejamiento de Rulfo en una suerte de analfabetismo gráfico, técnico, conceptual. O esperaron que tendríamos que aceptar todo lo que colgaran, precisamente por tratarse de ellos, las señoras y los señores de la lente en Tlaxcala, en una muestra de sumisión.

 

Todas estas posibilidades fueron inexistentes. Cuando menos parte del público que asistió a la inauguración de la muestra abierta en el Palacio de la Cultura, expresó su enojo y desencanto…

 

… Y cómo no, si a la exposición sobre Juan Rulfo no llegó Juan Rulfo.

 

 

 

contacto: piedra.de.toque@live.com

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia