Nuevo llamado de artistas
para abrir espacios públicos

José Luis Puga Sánchez
 
   
 
 
Artistas se manifiestan en el zócalo de Tlaxcala

 

Una vez más, en las frecuentes expresiones de los años recientes, la comunidad artística tlaxcalteca, especialmente de teatro, gritó públicamente su descontento ante la falta de espacios públicos para trabajar, ante la inexistencia de programas para la profesionalización artística, ante la ausencia de remuneraciones a muchas de las funciones de que ofrecen a instancias de gobierno.

 

“El teatro más vivo en día de muertos” fue el nombre que los demandantes pusieron a su jornada teatral de protesta que el 2 de noviembre escenificaron en tres espacios privados capitalinos, además del zócalo central.

 

Artistas Unidos por Tlaxcala se autodenominó el colectivo que agrupó a las compañías escénicas Espejo Ilusión, Teatrubu, Factor Teatro, Antagónicos Teatro, Yólotl Teatro, Ustedes y Nosotros, los titiriteros de Machincuepa y Animanos, Caminito Teatro, Paraescolar Teatro y las lecturas personalizadas de Ana Luisa Paredes y Graciela Orozco

 

Y gritaron… ¡GRITARON!... el medio día del día de muertos… Gritando se detuvieron instantes frente a Palacio de Gobierno. Gritando pasaron frente al portal grande tlaxcalteca. Gritando dieron la vuelta en sentido contrario por el zócalo capitalino…

 

¿NOS OYEN?

 

¡QUEREMOS SER ESCUCHADOS!

 

¡AQUÍ ESTAMOS!

 

Las manifestaciones de reclamo parecen interminables. Los teatristas, fundamentalmente aunque no sólo ellos, muestran ya visos de desesperación, de frustración.

 

La tarde de Día de Muertos vio tres espacios privados y uno público recibir una muestra del trabajo escénico de este colectivo, trabajos vestidos de protesta. El espacio escénico Espejo Ilusión, Contarte y en recién abierto Mictlán, además de los pasillos y plazoletas del centro capitalino; estaban programados también espectáculos en el foro La Nota Azul en Apizaco y el auditorio Cancha 13 en Huamantla.

 

A estos foros la gente acudió, pese al distractor de la feria y al día feriado. Y pudieron ver un montaje semi juvenil (Leche de gato), otro farsico (Los siete pecados genitales), uno más una comedia adolescente (El más hermoso galán), y el espectáculo silente mostrado por Ollin Teatro en la Plaza Xicohténcatl capitalina.

 

TLAXCALA ES MÁS LA TRATA DE PERSONAS QUE SU CULTURA

 

Juntos en una conferencia de prensa previa, Graciela Orozco, Ana Luisa Paredes, Arturo Pulido, Simón Álvarez, Edgar Landeros y Noé Barrera, teatreros todos, recalcaron que “el arte cada día más deja de ser importante en las escuelas, cuando tendría que ser al revés; debería ser parte fundamental en la educación de cualquier individuo. Poco a poco se van cerrando los espacios por falta de presupuesto. Cada día hay menos recursos para cultura”.

 

Y fueron brutales: Fuera de nuestras fronteras se conoce hoy más a Tlaxcala por la trata que por su cultura.

 

El arte es el antídoto, pero urge profesionalizar al actor. No hay en Tlaxcala una escuela profesional para actores. Hay, sí, talleres que se imparten “de vez en cuando”, pero no hay una institución que profesionalice al actor, como sucede en los estados más grandes.

 

Hay –festejaron también- nuevos espacios teatrales en el estado, pero gracias al esfuerzo individual de los teatristas, no a las instituciones o a los programas. Los países de primer mundo empiezan sus procesos en la educación y en la cultura.

 

Y con su trabajo los participantes quieren gritar al cielo su presencia, recalcar que están vivos, decir que en Tlaxcala hay un movimiento artístico permanente.

 

El arte –justificaron- es generador de paz, de conciencia, de creatividad. En estos días tan terribles llenos de violencia, de crueldad, el arte tendría que ser parte en la solución de los problemas sociales.

 

Pero hoy sólo piden, modestamente, uno o dos espacios para fijar una cartelera, “muy bien ubicados para que el público que llega de fuera, sepa que en el estado de Tlaxcala hay arte. No solamente está el ‘arte institucional’, está ‘el arte de los artistas’, fuera de las instituciones”.

 

FALLIDA, LA INTERVENCIÓN GREMIAL EN LA MUESTRA ESTATAL

 

Los convocantes a la conferencia de prensa previa tuvieron una coincidencia más: ha sido fallida la planeación y la organización de la muestra estatal de teatro por parte de una “representación” gremial, de los teatristas mismos.

 

Noé Barrera expone su experiencia en el proceso final de la muestra: Observadores de la ciudad de México apuntan la carencia de calidad en los trabajos de las muestras. Traen asesores. “En la más reciente muestra al grupo Yólotl trajeron tres diferentes asesores de una misma compañía y cada uno presentó una observación, y a veces ellos mismos se contraponían. El problema es que casi no tenían tiempo para una capacitación, aunque realmente no es ni una capacitación: ellos llegaron casi a retomar el montaje. ¿Cómo quieren pulir en un mes una obra? ¡Imposible! Tiene que ser desde la base y la base es la profesionalización”.

 

En Tlaxcala –acusaron tajantes- no hay trabajo para un teatrista profesional… o no se paga lo que debe ser. Por eso varios se han tenido que ir a Puebla, a la ciudad de México y aquí se está desaprovechando su potencial.

 

Las instituciones –acusaron-, sobre todo los municipios aunque no sólo ellos, quieren que presentemos nuestro trabajo gratis. Los trabajos teatrales tienen una producción que tiene un costo, “y a veces tenemos que perder con tal de mover la obra. Tienen que pasar varias presentaciones para empezar a restituir la inversión, recuperar la producción, pero eso lo que queremos son temporadas, no queremos series de dos, tres, cinco presentaciones nada más”.

 

Noé Barrera recalca un largo trabajo que con su grupo realizó en Casa del Artista, “y se nos prohibía cobrar porque era una institución. Hasta hace poco ya se está cobrando una cuota de recuperación. Los grupos tardamos años en recuperar la inversión… o nunca la recuperamos. El teatro Xicohténcatl estuvo cerrado dos años y apenas se reabrió. Nos dan una función y nos vamos una parte a taquilla. Está bien. Eso queremos. Que nos abran los espacios. Que se abran más: la Casa del Artista, el Museo de la Plástica (la ex pinacoteca), pero para tener temporadas, no únicamente una sola presentación”.

 

Subrayan que ahora no están solicitando presupuesto para determinados proyectos. Quieren, y son tajantes en ello, “simplemente que se nos abran los espacios”.

 

 

 

 

contacto: piedra.de.toque@live.com

 

Regresar al inicio de esta página


Diseño y desarrollo: Iomedia